Tuco-tuco Chico
Ctenomys pundti 

Familia: Ctenomyidae
Orden: Rodentia
Clase: Mammalia
Filo / División: Chordata
Reino: Animalia

 Solicitar cambio
Usuario
Tipo de Mapa
Sexo
Etapa de vida



Familia Ctenomyidae (Lesson, 1842)

Este grupo exclusivamente Sudamericano, comprende a roedores caviomorfos subterráneos, comúnmente llamados tuco-tucos, untutucos, ocultos, tunducos, entre otros nombres vulgares. Cuenta con alrededor de 60 especies vivientes agrupadas en un solo género Ctenomys (Blainville 1826). Se distribuyen por gran parte de Sudamérica, desde el sur de Perú, Bolivia, Paraguay, sur de Brasil y Chile, hasta el sur de la Patagonia Argentina, siendo este último país el que cuenta con más especies descriptas. Ocupan gran variedad de hábitats, desde desiertos costeros, bordes salinos, sistemas de dunas al nivel del mar y sabanas, hasta altiplanicies de más de 5000 msnm. El nombre que da origen a la familia taxónómica proviene del griego “ktenos” = peine; “mys”=ratón, en alusión a cerdas rígidas que presenta en el borde externo de las patas traseras, las cuales se asemejan a un peine.

Descripción morfológica: Presentan adaptaciones anatómicas asociadas a la vida bajo tierra, con cuerpo cilíndrico, miembros anteriores y posteriores cortos y robustos, además de cola relativamente corta, ojos pequeños y orejas reducidas. A su vez, presentan un cráneo fuerte y compacto, dotado de grandes incisivos de coloración anaranjada en su parte frontal (con excepción de C. leucodon). Su tamaño varía, con especies pequeñas de unos pocos gramos como C. pundti, hasta especies de tamaño considerable como C. conoveri pudiendo alcanzar un kilogramo o más. Al igual que el tamaño, la coloración del pelaje varía según la especie, generalmente con variaciones de tonos marrones oscuros a claros, y tonalidades amarillentas, aunque también hay registros de individuos melánicos, y coloraciones grisáceas. Además presentan dimorfismo sexual siendo el macho más grande que la hembra, diferencia que se acentúa en la adultez.

Historia natural: Son mayormente especies solitarias, sin embargo se han determinado diferentes grados de sociabilidad, encontrando especies que presentan un grado intermedio de interacción entre individuos (C. opimus), y otras con una compleja estructura social (C. sociabilis). Presentan una dieta herbívora generalista, la cual se compone de vegetación leñosa arbustiva, raíces y gramíneas, aunque aparentemente para algunas especies habría cierta preferencia por estas últimas. Construyen extensas galerías subterráneas en zonas abiertas (aunque también hay especies presentes en zonas boscosas) generalmente ocupadas por un solo adulto (excepto en C. sociabilis). Las mismas pueden variar en su estructura y tamaño, pudiendo abarcar grandes extensiones y alcanzar entre 30 y 65 cm de profundidad (C. mendocinus). Generalmente estos sistemas presentan una galería principal lineal, y varias ramificaciones que dan lugar a cámaras en su interior, y numerosos túneles, con salidas accesorias repartidas por la superficie. Excavan sobre el terreno, con sus miembros anteriores, actividad que complementan con sus incisivos, los cuales sobresalen de la cavidad bucal, evitando el ingreso de tierra y partículas mientras se encuentran en actividad. No obstante, este último mecanismo aparentemente guardaría una relación con la dureza del sustrato donde se encuentra, siendo más frecuente en suelos duros y compactos que en suelos sueltos y/o arenosos.
Presentan tanto hábitos diurnos como nocturnos, y rara vez salen a la superficie. Realizan incursiones fuera de sus en búsqueda de alimento, el cual transportan al interior de las mismas para almacenarlo o consumirlo. También suelen alimentarse de raíces y tubérculos desde el interior de sus galerías a medida que excavan, y en las bocas de las madrigueras, donde se suelen observar ramas, y tallos de arbustos con marcas de incisivos. Además, su presencia se advierte en las entradas de sus galerías cuando hay actividad en la misma, pudiendo observar montículos de tierra fina, o restos de comida y heces en la entrada. Sin embargo cuando el individuo se encuentra dentro de la madriguera obstruye su entrada con tierra.
Las galerías son mantenidas y revisadas constantemente, debido a las condiciones microclimáticas estables (temperatura, humedad, concentración de gases, entre otros parámetros) que impone la vida subterránea. La ventilación de las mismas es clave para evitar la sobreacumulación de dióxido de carbono, por lo que las obstrucciones de las galerías son realizadas con sustrato poroso y poco compacto, y/o con restos de vegetación y heces, permitiendo así el ingreso de corrientes de aire.
Al tratarse de especies generalmente solitarias, el encuentro o interacción con otros individuos se limita a la búsqueda de pareja, cuidado de las crías, y enfrentamientos territoriales, los cuales suelen ser de naturaleza agresiva.

Vocalizaciones: La mayoría de las especies producen vocalizaciones las cuales consisten en sonidos profundos que recuerdan a tambores cuya onomatopeya se describe como “tuca-tuc”, y de la cual provienen sus nombres vulgares. Tanto los machos como hembras vocalizan, aunque estas últimas en menor medida. A su vez, existen distintos tipos, las cuales se diferencian en intensidad y duración. Estas tendrían un rol muy importante en la comunicación entre individuos, siendo utilizadas para marcar territorio y mantener grupos sociales.

Predadores: Los tuco-tucos son presa frecuente tanto de aves como de mamíferos. Entre sus predadores avianos más frecuentes podemos mencionar a la lechuza común (Tyto furcata), la lechucita de las vizcacheras (Athene cunicularia), el lechuzón de campo (Asio flammeus), el águila mora (Geranoaetus melanoleucus), aguiluchos (géns. Buteo y Geranoaetus) y halcones (gén. Falco) entre otros. Entre los mamíferos, hay registros de depredación por parte del zorro gris (Lycalopex gymnocercus), el hurón menor (Galictis cuja), la comadreja overa (Didelphis albiventris), el zorrino común (Conepatus chinga) y el quirquincho chico (Chaetophractus vellerosus), y además existe una especie aparentemente especializada en su captura, el huroncito (Lyncodon patagonicus). También hay registros de predación por parte de serpientes del género Bothrops.

Importancia y amenazas: Al igual que otros mamíferos fosoriales, son especies consideradas como “ingenieros de ecosistemas”, ya que operan como agentes modeladores de sistemas naturales, debido a su capacidad para modificar el ambiente, alterando las propiedades orgánicas del suelo, la disponibilidad y redistribución de nutrientes, y otros recursos. Además favorecen el asentamiento de otras especies, ya que incrementan la heterogeneidad del terreno, creando nuevos hábitats, pudiendo incidir sobre la dinámica de las comunidades vegetales, y de hongos a través de la dispersión de semillas y propágalos.
La taxonomía al igual que muchos aspectos de la biología de este grupo resulta compleja, y se encuentra en permanente estudio y discusión, con especies que poseen distribuciones no solapadas y de amplia distribución, y otras que representan endemismos cuyos límites en muchos casos se encuentran poco definidos, contando con unos pocos registros. Los tuco-tucos tienen una alta especificidad en el uso del hábitat, ocupando ambientes con suelos arenosos, friables y permeables que en la naturaleza generalmente se disponen en forma de parches aislados. Debido a esto, el hecho que tengan requerimientos de vida específicos, escasa dispersión y hábitos solitarios, los posicionan como especies muy dependientes de la calidad del ambiente que ocupan, por lo que la pérdida, degradación y fragmentación del hábitat debido a los cambios en el uso del suelo representarían sus principales amenazas.



Autor de esta compilaciónEnzo Rossi - 17/06/2021



Bibliografía

Baldo J, Arzamendia Y. & Rojo V. 2020. Sobre la presencia del tuco-tuco gigante Ctenomys conoveri (Osgood, 1946) en Argentina. Notas sobre Mamíferos Sudamericanos. https://doi.org/10.31687/saremnMs.20.0.17

Bidau CJ. (2015). Family Ctenomyidae Lesson, 1842, pp. 818-877, en: Patton JL, Pardiñas UFJ. & D’Elía G. (Eds.). 2015. Mammals of South America, Vol. 2. Rodents. University of Chicago Press, Chicago, Illinois.

Busch C, Antinuchi D, Del Valle J, Kittlein M, Malizia A, Vassallo A. & Zenuto R. 2000. Population ecology of subterranean rodents. En: Lacey E, Patton J, Cameron G (Eds.) Life underground: the biology of subterranean rodents. University of Chicago Press, Chicago, pp 183–226.

Cabrera A. & Yepes J. 1960. Mamíferos Sudamericanos. Ed. Ediar, Buenos Aires.

Chébez JC, Pardiñas UFJ. & Teta P. 2014. Mamíferos terrestres de la Patagonia, sur de Argentina y Chile. Vázquez-Mazzini Editores, Buenos Aires, 207 pp.

Fornel R, Maestri R, Cordeiro-Estrela P. & Ochotorena de Freitas TR. Chapter 6 Skull Shape and Size Diversification in the Genus Ctenomys (Rodentia: Ctenomyidae). pp. 113-140, en: Ochotorena de Freitas TR, Lopes Gonçalves G. & Maestri R. (Eds.) Tuco-Tucos An Evolutionary Approach to the Diversity of a Neotropical Subterranean Rodent. Springer Nature Switzerland AG.

Francescoli G. 2011. Tuco-tucos´ vocalization output varies seasonally (Ctenomys pearsoni; Rodentia, Ctenomyidae): Implications for reproductive signaling. Acta Ethologica, 14(1):1-6. DOI: 10.1007/s10211-010-0083-4

Francescoli G. & Quirici V. 2010. Two different vocalization patterns in Ctenomys (Rodentia, Ctenomyidae) territorial signals. Mastozoología Neotropical, 17(1):141-145.

Galiano D. & Busnello BK. 2021. Chapter 9 Environmental and Ecological Features of the Genus Ctenomys. pp. 193-221, en: Ochotorena de Freitas TR, Lopes Gonçalves G. & Maestri R. (Eds.) Tuco-Tucos An Evolutionary Approach to the Diversity of a Neotropical Subterranean Rodent. Springer Nature Switzerland AG.

Haro JG, Michelutti P, Torres RM, Molli AF. & Bucher EH. 2006. Mamíferos, en: Bañados del río Dulce y Laguna Mar Chiquita (Córdoba, Argentina) (ed. Bucher E.H.), pp. 277-283. Academia Nacional de Ciencias (Córdoba, Argentina).

Lara, N. & Sassi P. & Borghi. C. (2007). Effect of Herbivory and Disturbances by Tuco-Tucos (Ctenomys Mendocinus) on a Plant Community in the Southern Puna Desert. Arctic Antarctic and Alpine Research, 39:110-116. DOI:10.1657/1523-0430(2007)39[110:EOHADB]2.0.CO;2

Lopes Gonçalves G. 2021. Chapter 8 Adaptive Pelage Coloration in Ctenomys. pp. 167-189, en: Ochotorena de Freitas TR, Lopes Gonçalves G. & Maestri R. (Eds.) Tuco-Tucos An Evolutionary Approach to the Diversity of a Neotropical Subterranean Rodent. Springer Nature Switzerland AG.

Nevo E. (1979). Adaptive Convergence and Divergence of Subterranean Mammals. Annual Review of Ecology and Systematics, 10, 269–308.

Rosi MI, Cona MI. & Roig VG. 2002. Estado actual del conocimiento del roedor fosorial Ctenomys mendocinus Philippi 1869 (Rodentia: Ctenomyidae). Mastozoología Neotropical, 9:277-295.

Rossi E, Tamburini D. & Torres R. 2020. Small mammals in owl pellets from the Arid Chaco of Córdoba province (Argentina), including the first records of Microcavia jayat (Rodentia, Caviidae) for the province. Notas sobre Mamíferos Sudamericanos. http://doi.org/10.31687/saremNMS.20.0.39

Tammone, MN. & Lacey EA. (2019). Ctenomys sociabilis, en: SAyDS–SAREM (Eds.) Categorización 2019 de los mamíferos de Argentina según su riesgo de extinción. Lista Roja de los mamíferos de Argentina. Versión digital: http://cma.sarem.org.ar.

Torres R. 2018. Orden Rodentia. pp. 117-225, en: Torres R. & Tamburini D. (Eds.) Mamíferos de Córdoba y su estado de conservación. Editorial de la Universidad Nacional de Córdoba.




Cargando mapa...
Cantidad de Registros: 1



   Página 1 de 1   
ID RegistroFechaPaísProvincia / DepartamentoLugarFilmadaFotografiadaVocalización GrabadaObservadaOídaHerido o sin vidaCantidad ejemplaresUsuario ó BibliografíaDetalle
124196930/05/2017ArgentinaSan LuisVilla Mercedes, Ruta 7 Km 700Jorge Omar Lanza

 Agregar un registro de esta especie





Cita recomendada:

EcoRegistros. 2023. Tuco-tuco Chico (Ctenomys pundti) - Ficha de la especie. Accedido de http://www.ecoregistros.org el 21/09/2023.








Fatbirder's Top 1000 Birding Websites

EcoRegistros ® - Copyright © 2011-2023
Jorge La Grotteria
Todos los derechos reservados

Certificados SSL